Afectados Banco Popular

Reclamar Acciones Banco Popular

RECLAMAR ACCIONES BANCO POPULAR

Las últimas noticias en torno al Banco Popular confirman la adquisición de la entidad bancaria por la parte del Banco Santander. Este hecho pone el punto y final a la incertidumbre de las últimas semanas y produce una pérdida total del valor de la acción.

Amplíe más información

Tel. 900 10 30 42

Todo ello no hace sino más bien poner de manifiesto una deficiente administración de la entidad en la que presuntamente el banco ha tratado a lo largo de un tiempo de “maquillar” sus resultados y sus cómputos por medio de valoraciones incorrectas hasta la insostenibilidad económica con el objetivo de evitar la quiebra técnica del Banco Popular.

En verdad muchos pequeños inversores que han adquirido acciones Banco Popular han frecuentado a la ampliación de capital con una presunta falsa información económica del banco e inclusive ciertos de ellos lo han realizado bajo presunta coacción de no concesión de pólizas de créditos, acredites o bien préstamos (actuaciones contrarias a las buenas prácticas en el campo bancarios).

La prueba de que el Consejo de Administración y resto de altos cargos de la sociedad eran de manera perfecta conocedores de la coyuntura económica de quiebra técnica, se patentiza con la venta al Santander por el valor simbólico de 1€.

Queremos aclarar una serie de puntos importantes para todos los afectados por las acciones Banco Popular:

Si has comenzado un procedimiento judicial contra el Banco Popular (tengas bonos o preferentes), te garantizamos la defensa de tus intereses. La compra no afecta a tu proceso porque la identidad jurídica del Banco Popular se mantiene.

El proceso prosigue como un procedimiento normal, sin verse afectado en lo más mínimo por los hechos recientes.

Que las acciones hayan dejado de cotizar en bolsa puede favorecer a la hora de afianzar el perjuicio causado.

Estamos muy pendientes de de qué forma encara el Banco Popular la situación de los accionistas.

Hoy día estudiamos todas y cada una de las posibilidades para la recuperación de las inversiones de los accionistas que asistieron a la ampliación de capital de dos mil dieciséis.

Banco Popular, una administración deplorable

Semejantes actuaciones no solo son reclamables en el orden judicial civil, sino más bien asimismo en el orden penal. Dada la reciente reforma del Código Penal en los delitos realizados por los trabajadores y representantes de las compañías (incluyéndose consejeros encargados) responde civilmente la propia empresa, que tras la adquisición del Banco Santander, va a ser la que deba contestar a nivel económico en frente de los accionistas del Banco Popular.

La noticia sobre el Banco Popular

Tras un proceso continuado de caída de cotización de las acciones Banco Popular, el siete de junio de dos mil diecisiete Banco Santander se hace con el cien por ciento de su capital social, amortizando todas y cada una de las acciones de la entidad y provocando la pérdida del total de la inversión de sus accionistas. Abogados preparan acciones judiciales por la ruinosa administración que ha llevado al Banco Popular pese a las ampliaciones de capital efectuadas en dos mil doce y dos mil dieciséis a la ruina, puesto que de exactamente la misma pueden derivarse tanto responsabilidades penales como civiles, que produzcan esenciales indemnizaciones para los accionistas y tenedores de deuda, etc.

Los trescientos mil accionistas del Banco Popular pierden el cien por ciento de su inversión y la intervención pública para traspasar la entidad al Santander anula el valor de sus acciones.

Los accionistas Banco Popular van a perder el cien por ciento de su inversión en las acciones de la entidad tras el traspaso de todo el capital por un euro al Banco Santander.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha decidido suspender la cotización del Popular, que había perdido más de la mitad de su valor en Bolsa en las últimas 5 sesiones, mas ahora sus acciones han dejado de tener valor alguno, puesto que las autoridades europeas las han dado de baja o bien amortizado. Los accionistas han dejado de tener sus acciones. Para los inversores, prácticamente la única opción alternativa va a ser intentar querellar contra la entidad o bien los precedentes responsables del banco.

Acciones Banco Popular

Esa puesta a cero se ha llevado a cabo una vez que, para su empleo por las autoridades europeas, un especialista independiente haya valorado el banco entre dos mil millones en el escenario central y de ocho mil doscientos millones en el escenario más agobiado o bien desfavorable.

La propia CNMV ha dejado claro en un comunicado que “todos y cada uno de los accionistas de Banco Popular De España sociedad anónima, como todos y cada uno de los titulares de bonos contingentes convertibles y de bonos subordinados, han perdido completamente su inversión”.

Finalmente el Santander adquiere el Popular por un euro para eludir su caída y ampliará capital en siete mil millones para digerir la operación

La adquisición del Banco Popular se genera tras la subasta llevada a cabo por el Fondo Único de Resolución (FUR) europeo y el FROB de España en la que el Banco Santander fue elegida como entidad adjudicataria y paga un euro de valor simbólico. Hasta el momento, y a pesar de su caiga, el Banco Popular estaba valorado en Bolsa en unos mil trescientos millones de euros, que se volatizan al cien por ciento al fijarse ese costo simbólico. Son unos trescientos accionistas los perjudicados por la pérdida de su dinero. El dato más reciente, a treinta y uno de marzo pasado, señalaba que el banco tenía 305.152 accionistas.

La presidente del Banco Santander, Ana Botín, ha descartado la posibilidad de cualquier clase de compensación a los pequeños accionistas. Asimismo ha explicado que el peligro de posibles demandas se ha tenido en cuenta en el momento de presentar la oferta. El banco no cuenta con garantías públicas de ningún género ante ocasionales reclamaciones de inversores. Las pérdidas se extienden asimismo a los tenedores de bonos contingentes convertibles, conocidos como cocos, y de bonos subordinados.

Son más de dos mil millones en deuda en una serie de emisiones que especifica la resolución del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). De esta forma, son los accionistas y ciertos bonistas los que absorben las pérdidas de la entidad y se evita un rescate con dinero público.

Entre los inversores perjudicados, conforme las participaciones comunicadas al registro de la CNMV está la Sindicatura de Accionistas, que reúne a abundantes accionistas del banco y tiene un nueve con seis por ciento del capital.

Otras participaciones declaradas al supervisor son el 3,497 por ciento de Allianza, el cuatro por ciento de Credit Mutuel y el 3,05 por ciento del fondo británico Silchester. Asimismo pierde su inversión la Fundación Barrié de la Maza, que se transformó en accionista del Popular cuando ésta absorbió el Pastor.


El conjunto Luksic, que adquirió un tres por ciento del Popular hace solo un mes por noventa millones mediante la sociedad Vallum Foundation, ha perdido todo ese dinero. Más todavía han perdido el conjunto de inversores mexicano encabezado por Antonio del Val, que invierte cuatrocientos cincuenta millones en hacerse con un seis por ciento de la entidad en dos mil trece y fortaleció su inversión en la ampliación de capital del año pasado. Controlaba un 4,28 por ciento del banco y sus pérdidas superan los quinientos cincuenta millones.

Entre los consejeros, la que tenía declarada una mayor participación era Helena Revoredo, dueña de Prosegur, con 2,59 millones de títulos, que han pasado de servir más de ochocientos euros este martes a no servir nada.

En cambio, ni los titulares de deuda senior, ni los ahorrativos, depositantes o bien inversores en fondos gestionados por el Popular van a tener ningún inconveniente. En verdad, la cotización de los bonos de deuda senior se ha disparado más de un diez por ciento en el mercado. En lo que se refiere a los fondos, su valor puede caer algo si tenían inversiones en acciones del Popular, más eso ocurre asimismo con los fondos gestionados por otras entidades.

Los gestores del Popular trataban de manejar una subasta del banco que pudiese aumentar al máximo el valor para los accionistas, mas no han tenido tiempo para esto. El hecho de que la entidad precisase grandes provisiones para sanear su cómputo y la acelerada caída de la entidad en Bolsa han llevado al Banco Central Europeo (BCE) a intervenir.

El mecanismo único europeo de resolución de entidades ha llegado a la conclusión de que el Popular estaba a puntito de caer o bien que era probable que cayera (failing or likely to fail). La pérdida de liquidez por la fuga de depósitos dejaba a la entidad, conforme las autoridades europeas, en una situación en que no podría abonar sus deudas en tiempo y forma en un futuro próximo.


LA CNMV NO DESCARTA ACTUAR POR ABUSO DE MERCADO

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha emitido este miércoles un comunicado en el que defiende su tarea en la crisis del Banco Popular. En ella apunta que no descarta actuaciones por abuso de mercado, término en el que se abarca la manipulación de las cotizaciones y el empleo de información privilegiada, entre otros muchos.

Tras manifestar que la intervención del Popular del modo en que se ha llevado a cabo está prevista legalmente para situaciones inusuales, el supervisor afirma:

"La CNMV ha prestado la máxima atención a lo largo de los últimos meses a la situación de Banco Popular De España SA y a la evolución en el mercado de los valores por él emitidos, efectuando numerosas actuaciones a este respecto en el ejercicio de sus facultades como autoridad de supervisión del mercado de valores. Ciertas de ellas prosiguen en la actualidad en curso. La CNMV no descarta empezar actuaciones auxiliares en el ejercicio de sus facultades de supervisión de la información financiera y el abuso de mercado".

El supervisor asimismo apunta que no es previsible que las acciones del Banco Popular vuelvan a cotizar, puesto que ahora tiene un solo accionista, el banco Santander.

El resto de valores emitidos por la entidad volverán a cotizar “cuanto antes”, afirma la CNMV.